ODS FEGP

Última modificación: 24/11/2020 - 10:15

 

     

 

 

     

 ---------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------------

               

  • Participación de la Biblioteca de la FEGP en la 17 Olimpiada Solidaria de Estudio.

 

Entre el 5 de noviembre y 5 de diciembre de 2019, la biblioteca de la Facultad de Empresa y Gestión Pública participó un año más  en la Olimpiada Solidaria de Estudio (que este año alcanza su 17ª edición), un proyecto internacional de cooperación al desarrollo liderado por  ONG Coopera, en la que participan las bibliotecas de la Universidad de Zaragoza (cuya aportación, en conjunto, es la segunda a nivel nacional tras la Universidad de Granada).

La actividad consiste en convertir las horas de estudio realizadas en las bibliotecas universitarias adheridas (convenientemente registradas por el personal bibliotecario) en dinero, aportado por patrocinadores, destinados en esta edición para empoderar y capacitar a mujeres artesanas y productoras en Ecuador y en la República Democrática del Congo; y un  tercer proyecto de apoyo y asistencia a niños mendigos (los niños talibé) en Senegal, relacionados con los ODS 1 (Fin de la pobreza), 5 (igualdad de género) y 10 (Reducción de las desigualdades).

Durante dicho mes en la Biblioteca de la FEGP se acumularon 2.504 horas de estudio, participando un total de 146 personas.

  • ¡Apaga la luz! Campaña de concienciación sobre el ahorro energético y reciclaje. Diciembre de 2019.

 

 

 

Colaborando con la Oficina Verde de la Universidad de Zaragoza, se han colocado en todas las mesas de la sala de lectura de la biblioteca pegatinas relativas al ahorro energético (con mención expresa del ODS 13 (Acción por el clima). También se han instalado contenedores específicos para el reciclaje de papel (ODS 13).

 

 

 

 

                                                                                                

Aragón debe situarse frente a los compromisos adquiridos por la Unión Europea y por el Estado español en materia de cambio climático. Con el esfuerzo de todos y liderado desde la Administración, debemos establecer una estrategia que persiga adoptar medidas urgentes para combatir el cambio climático y sus efectos dentro del marco del acuerdo de París y de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de Naciones Unidas. Después de París, Aragón.

 

 

 

Pilar Gómez ha explicado los pormenores de la estrategia Aragón Circular en un encuentro organizado por la Comisión Europea y el Comité Europeo de las Regiones

 

Pilar Gómez ha explicado los pormenores de esta estrategia económica en un encuentro organizado por la Comisión Europea y el Comité Europeo de las Regiones.

La estrategia económica ‘Aragón Circular’ ha sido presentada este martes como ejemplo de cómo las autoridades locales y regionales pueden allanar el camino a la economía circular y facilitar una recuperación sostenible en Europa. La directora general de Planificación y Desarrollo Económico del Gobierno de Aragón, Pilar Gómez, ha sido la encargada de explicar en qué consiste esta iniciativa -puesta en marcha en enero por el Ejecutivo autonómico de la mano de los agentes sociales y el tejido empresarial aragonés- en la reunión de la Plataforma Técnica de Cooperación en materia de Medio Ambiente. Un encuentro que se ha celebrado de forma telemática, organizado por la Comisión Europea y el Comité Europeo de las Regiones.

Además de Pilar Gómez, en el primer bloque del encuentro han intervenido los representantes de la red Zero Waste Europe y de la empresa pública de abastecimiento de agua de Liubliana (Eslovenia). En su intervención, la directora general de Planificación y Desarrollo Económico ha trasladado las principales características de la estrategia aragonesa y su vinculación con las diversas políticas europeas en materia de residuos, diseño sostenible y eficiencia energética, y con el propio plan de acción europeo en economía circular.

La estrategia ‘Aragón Circular’ contempla diversas acciones que incluyen incentivos económicos a la I+D para las empresas del sector, financiación específica para proyectos o la puesta en marcha de formación especializada. Todo ello, con los objetivos de incentivar la actividad económica y la generación de empleo en economía circular en Aragón, potenciar este sector como estratégico y promover el emprendimiento en nichos de actividad derivados de la economía circular, además de fomentar la especialización en el sector y reconocer a las empresas líderes en la transición hacia este nuevo modelo.

Además de los objetivos y las acciones que contempla la estrategia, Pilar Gómez ha explicado en qué consisten los 16 compromisos del pacto ‘Aragón Circular’, rubricado por las principales organizaciones sindicales y empresariales de la Comunidad Autónoma, las Universidades de Zaragoza y San Jorge, la Federación Aragonesa de Municipios, Comarcas y Provincias, los clústers sectoriales de Aragón o los responsables de empresas destacadas del sector, entre otros. Los compromisos que incluye contemplan aspectos relacionados con la mejora de la eficiencia en el uso de recursos, la innovación en el diseño y en el sistema productivo, el consumo responsable, la formación innovadora y especializada, la transparencia de la información y la medición del grado de implantación de la economía circular, así como su impacto social y en el territorio.

 

El inicio del proceso coincide con la celebración, este 8 de septiembre, del Día de las Personas Cooperantes a quienes se reconoce su labor a través de un manifiesto y una campaña de apoyo y visibilización
Los ciudadanos y entidades vinculadas a la Cooperación podrán enviar sus propuestas para mejorar la Ley desde hoy hasta el 15 de noviembre a través de la web de Gobierno Abierto

Cartel Día Personas Cooperantes
La Ley aragonesa de Cooperación al Desarrollo cumplirá 20 años este mes de diciembre. Con el objetivo de adecuarla al tiempo que vivimos, el Gobierno de Aragón impulsará un proceso participativo donde se tendrán en cuenta las opiniones y sugerencias tanto de las ONG que trabajan en cooperación en Aragón, como de otras entidades, instituciones y, en general, ciudadanos que quieran formar parte. Para ello, se ha habilitado un canal en la página web del servicio de Participación Ciudadana, gestionado desde Gobierno Abierto, donde se podrá seguir la evolución de esta consulta pública y realizar las aportaciones desde el 8 de septiembre hasta el 15 de noviembre. Posteriormente, se elaborará un borrador de la nueva Ley que se someterá nuevamente a escrutinio público y cuyo documento definitivo llegará a las Cortes durante 2021.
 
Desde la Dirección General de Cooperación al Desarrollo e Inmigración, su directora general, Natalia Salvo, señala que se quiere crear “una Ley dialogada y consensuada, que se adapte a la realidad actual de la Cooperación al Desarrollo, que refuerce los mecanismos de coordinación y sitúe la solidaridad en el corazón de las políticas públicas”. Se trabajará muy estrechamente con la Universidad de Zaragoza -con quien existe un convenio de investigación a través de una Cátedra-, con las ONGD aragonesas y con las instituciones que destinan fondos a la cooperación. Con todos estos agentes y los ciudadanos interesados en participar, se va a realizar una primera Fase 0 en la que tendrán lugar 3 talleres ‘online’: el 8 de setiembre, de 10 a 12, y de 16.30 a 18.30 horas, y el 10 de septiembre, de 10 a 12 horas. Estos talleres estarán dinamizados por una consultora externa especializada en participación social. De esta manera, se insta a la participación cumpliendo con los requisitos necesarios para preservar la seguridad sanitaria.
 
El portal web continuará recibiendo propuestas de mejora y modificaciones a la Ley de forma telemática hasta el 15 de noviembre. En él también está disponible un cronograma con los plazos previstos para el desarrollo de la ley y varios documentos de consulta, como el Plan Director de la Cooperación aragonesa para el Desarrollo 2020-2023 o la Estrategia Aragonesa de Desarrollo Sostenible. De hecho, son estos en gran medida los pilares que sustentarán esta nueva Ley “mejorada”: la Agenda 2030 y los Objetivos de Desarrollo Sostenible. “Los ODS han cambiado la visión de hacer y entender la política, estableciendo las bases de una línea de trabajo encaminada a avanzar hacia un futuro más sostenible y equitativo, que necesariamente deberá inspirar e incorporarse en la nueva Ley de Cooperación al Desarrollo de Aragón”, apunta Salvo. La norma se verá reforzada por la experiencia acumulada en la materia en los últimos veinte años y la reflexión que nace en torno a los nuevos retos y necesidades pendientes.
 
El inicio de esta consulta ciudadana se hace coincidir con la celebración, este 8 de septiembre, del Día de las Personas Cooperantes, una fecha marcada en el calendario en la que el Gobierno de Aragón también ha querido rendir su homenaje a través de una campaña en redes sociales y un manifiesto donde se reconoce la labor de los “hombres y mujeres que dan lo mejor de sí en pos de una fuerte convicción” en países con condiciones extremas de vulnerabilidad. El manifiesto hace hincapié en el “compromiso inquebrantable” de los cooperantes para con los más necesitados y expresa el compromiso de “trabajar de su mano” para hacer de las políticas de solidaridad internacional “una prioridad en la agenda de un gobierno social, verde y digital, que no deje a nadie atrás”.
 
En España hay 2.677 personas cooperando en distintos proyectos en 96 países, según datos de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID) relativos a 2019. Casi la mitad están en África Subsahariana (47%) y la mayoría son mujeres (56%). Desde el Gobierno de Aragón, continúa el escrito, se quiere seguir apostando por las políticas públicas de Cooperación al Desarrollo que “sitúan a Aragón como una región solidaria ante el mundo”. Además, se reconoce el impacto que la Covid-19 ha generado en todo el planeta, con especial incidencia en los países más desfavorecidos. Alarma ante la cual el Ejecutivo autonómico ha respondido reactivando el Comité Autonómico de Emergencias paras enviar ayuda con carácter extraordinario y urgente a diversos países de África e Iberoamérica. En la misma línea, se volverá a convocar la Comisión Interdepartamental de Inmigración en los próximos días, que jugará un papel central en el diseño de un plan específico de reconstrucción socioeconómica tras la pandemia para las personas migrantes residentes en Aragón.
 


 

El Gobierno de Aragón ha decidido destinar 50.000 euros a la Universidad de Zaragoza con el objetivo de promover los conocidos como “Objetivos de Desarrollo Sostenible” (ODS). Esta iniciativa, eje sobre el que se basa la Agenda 2030, destaca principalmente por fomentar el feminismo y el ecologismo a nivel global. En este caso, se promoverán tres proyectos ubicados en diferentes zonas del mundo.

La primera es para enviar mascarillas y filtros a la población de Filipinas. En determinadas zonas del país, el uso de la mascarilla no es habitual. Unizar considera prioritario que se extienda por todo el mundo esta costumbre, y ahora quieren llegar hasta Filipinas para promoverlo. Recibirá 21.500 euros del Gobierno de Aragón y creen que se puede ejecutar antes de 2021.

En segundo lugar se encuentra el cumplimiento de los ODS tanto en iberoamérica como en espacios palestinos. Para ello, se les formará online con sistemas de información geográfica y cartográfica temática. Esta medida ya se probó con Senegal y Mauritania, para que sea todo el mundo el que cumpla con la Agenda, y tiene una partida de cerca de 27.000 euros.

Por último, los campamentos de refugiados saharauis recibirán, también online, formación en optometría avanzada. Esta es la estrategia menos ambiciosa, ya que le han dedicado poco más de 1.500 euros para llevarla a cabo. Ocho profesores serán los que se encarguen de dar las clases a los refugiados.

A la presentación han acudido varios representantes de la Universidad de Zaragoza y del ámbito político. Maru Díaz, consejera de Ciencia, Universidad y Sociedad del conocimiento ha sostenido que hay “una deuda de España con la pueblo Saharaui”. En cuanto al tema de las mascarillas en Filipinas, considera que es “una apuesta”.

También se encontraba presente la consejera de Ciudadanía y Derechos Sociales, que ha insistido mucho en construir una sociedad “solidaria” y desde una perspectiva “de género”. En este mismo sentido, llama a que mejore “día a día”.